PROPUESTA DE FUNCIONAMIENTO ASAMBLEARIO

Las asambleas son espacios abiertos de puesta en común de información, criterios y decisiones donde todo el mundo puede participar en igualdad. Su finalidad es la búsqueday toma de decisiones consensuadas a través de la inteligencia colectiva.

Para asegurarnos un desarrollo correcto y fluido de nuestras asambleas, proponemos el siguiente esquema de funcionamiento asambleario:

ESTRUCTURA DE LA ASAMBLEA

La duración total de la asamblea será de unas 2 horas.

1.- Presentación de la asamblea (10 minutos)

a) Saludo y explicación de qué es una asamblea b) Presentación del moderador, los tomadores de actas y los facilitadores de turno de palabra c) Explicación del criterio de consenso para la toma de decisiones d) Protocolo de presentación de propuestas: qué se propone y por qué e) Resumen de los temas tratados y los acuerdos alcanzados en la anterior asamblea f) Lectura del orden del día y aprobación del mismo

2.- Presentación de información y de propuestas de las comisiones de trabajo (45-50 minutos)

Para cada propuesta, una por una: a) Presentación de la propuesta b) Discusión abierta y reflexión c) Búsqueda de consenso

3.- Micrófono abierto / Varios (55 minutos)

Presentación y debate sobre propuestas que no tuvieron cabida, para informaciones de última hora, y para otras reflexiones

4.- Recapitulación y despedida (10 minutos)

a) Recapitulación de los consensos alcanzados y decisiones tomadas b) Resumen de los puntos a incluir en el orden del día de la siguiente asamblea, lugar y hora c) Recordatorio de lo que nos une. Agradecimiento y despedida

ELABORACIÓN DE LAS PROPUESTAS

Es muy importante construir las propuesta partiendo de los puntos que están claramente en común, siempre recordando que nos unen más cosas de las que nos separan. Para cada propuesta, independientemente de si es presentada por una comisión o grupo de trabajo o de forma personal por un asistente a la asamblea, hay que explicar de manera clara y sintética qué se propone, por qué se propone, para qué se propone, y cómo se desarrollaría la propuesta de llevarse a cabo.

EL CONSENSO

El consenso no es una propuesta que incluya todas las necesidades individuales, sino una síntesis de todas las ideas que construya la mejor opción para el objetivo común de la asamblea. El consenso se alcanza cuando no hay ninguna postura rotundamente en contra de la propuesta que se está debatiendo. Para alcanzar dicho consenso, es necesario recordar que el objetivo de la asamblea no es una batalla de ideas, sino la voluntad común de construir algo a partir de la diferencia, entendiendo ésta como un elemento que enriquece la idea común. El consenso, por tanto, no es la victoria de una idea sobre otra, sino un avance para todos.

1- Cuando no se alcance el consenso tras debatir una propuesta, se abre una segunda ronda de debate con varias (3-4) intervenciones a favor y en contra y se dejan unos minutos de reflexión. Se hace una votación indicativa para ver el respaldo de cada propuesta y a partir de ello el moderador construye una propuesta de consenso y se vuelve a votar.

2- Si vuelve a no haber consenso, se vuelve a reflexionar y hablar en corrillos. Se hacen otras propuestas de consenso y se decide sobre ellas. 3- Si aun así no hay consenso, se vota por mayoría de 3 / 4. Como alternativa, en caso de propuestas muy controvertidas que no alcanzan los 3 / 4, se pospone la propuesta para la asamblea siguiente. Los días entre ambas asambleas deben servir para que se reflexione sobre las propuestas y se formulen alternativas.

ROLES PARA EL DESARROLLO DE LA ASAMBLEA

Los siguientes roles deben ser rotativos para que la participación sea real y todo el mundo sepa hacer de todo. Se ofrecerán voluntarios al principio de la asamblea; en ausencia de voluntarios, se elegirán al azar. También han de levantar la mano para intervenir. La moderación va orientada hacia la progresiva automoderación de los participantes en la asamblea.

1.- Moderador. Debe coordinar la asamblea de forma conciliadora y positiva sin posicionarse con ninguna postura presentada. Sus funciones son:

– Presentación del orden del día. Dirección de la estructura de la asamblea: puntos a tratar, etc. – Asegurarse de que la gente no se exceda con el turno de palabra. Abre y cierra los turnos de palabra. Se asegura de que todo el mundo hable.

– Enfoca y clarifica los puntos clave durante el debate. Rehace las propuestas para alcanzar el consenso.

2.- Tomador de turnos de palabra. Habrá uno o más, en función del tamaño de la asamblea. Sus funciones son:

– Recorrer la asamblea tomando turnos de palabra. Dará prioridad a la gente que no ha hablado. Recordar a las personas que hayan intervenido x veces que hay que respetar la pluralidad de la asamblea.

– Pedir a cada participante que diga su nombre al principio de su intervención. Recordar que es importante argumentar lógicamente (qué, por qué, para qué), atenerse al tema y argumentar en positivo.

– Agradecer a los que desistan de tomar el micro porque alguien ya expresó lo que quería decir o cuando no va a aportar algo nuevo.

– Escuchar la argumentación de quien quiere tomar la palabra para asegurarse de que no se desvía del tema.

– Controlar el reloj (tiempos de asamblea, turnos de palabra).

3.- Tomadores de actas. Al menos 2 personas tomando el acta independientemente. Sus funciones son:

– Asegurarse de que constan en acta los consensos alcanzados, los no-consensos y el motivo de la falta de consenso, y las nuevas propuestas para debatir en la siguiente asamblea.

– Ayudan al moderador a sintetizar las propuestas de consenso.

SIGNOS EN LA ASAMBLEA

Para manifestar opiniones sin interrumpir ni distraer a quien esté hablando, durante las asambleas se emplearán los siguientes signos para expresar opiniones:

– A favor: agitar las manos en alto

– En contra: cruzar los antebrazos en aspa con los puños cerrados

– Abstención: extender los brazos paralelos al suelo con las manos abiertas hacia abajo

– No me convence la idea, pero no votaré en contra: hacer círculos delante de la cara con la mano abierta

– Te estás enrollando, céntrate en el tema y sintetiza: hacer un molinillo con las manos cerradas

– Sube el volumen, no se oye: agitar la mano con la palma hacia arriba

DECÁLOGO DE BUEN COMPORTAMIENTO ASAMBLEARIO

– No aplaudir ni realizar otros sonidos que puedan distraer o interrumpir. En su lugar, utilizar el lenguaje de signos asamblearios. – Utilizar un lenguaje y una actitud positivos, tomando como base las cosas que nos unen y no las que nos separan, evitando la creación de bandos de opinión en el interior del grupo. Ir a favor en lugar de en contra.

– Respeto. Practicar la escucha activa con vistas a la fusión de ideas (el objetivo es construir)

– Todo el mundo tiene derecho a participar (sería lo ideal) y que se escuchen sus ideas. Para que todo el mundo pueda hablar, procurar que las intervenciones no sobrepasen los 2 minutos o, como mucho, los 3 minutos.

– Evitar tendencias egocéntricas: no acaparar tiempo ni número de intervenciones.

– No ver a los participantes de la asamblea como contrincantes, sino como elementos que configuran el todo y lo enriquecen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: